lunes, 21 de abril de 2014

DÍA MUNDIAL DE LA CREATIVIDAD

Hoy se celebra en todo el mundo el Día de la Creatividad. Un día creado para que todos nos concienciemos de que dentro de nosotros hay un ser creativo que no sabemos que existe y que debemos estimular. No solo los pintores, escritores, diseñadores, publicistas, escultores, arquitectos entre muchos más tienen el don de la creatividad; también los cocineros, los electricistas, educadores, fontaneros, fruteros, policías, etc. La creatividad es algo que no siempre está ligado a nuestra profesión, aunque en la mayoría de las ocasiones está ligado a lo que más nos gusta y apasiona. Por ejemplo, un profesional de la fontanería que en su tiempo libre o de ocio se dedica a la pintura. A lo mejor esa persona que lo hace por hobby, no sabe que puede llegar a ser un genio del arte, porque no tiene o no ha tenido un estímulo o personas que le hayan motivado a dedicarse a ello.

Debemos empezar desde el principio de nuestras vidas a fomentar el desarrollo de la creatividad. La infancia es la mejor etapa para ello, hay que dejar que los niños y niñas investiguen y descubran sus habilidades, sus talentos, lo que mas le guste; que echen a volar la imaginación. Que se equivoquen y que vuelvan a empezar. No debemos anular a un niño o decirle que no se le da bien algo, porque a la primera de cambio cometa un error. Debemos ayudarlos a creer que equivocarse puede llevarles a que en ocasiones posteriores lo hagan mejor, y eso provocará una satisfacción aún mayor en ellos.

Creatividad e imaginación son dos conceptos que están fuertemente ligados y que en hoy en día se han convertido en grandes valores para fomentar el potencial de las personas. Por ello y haciendo referencia a nuestra anterior entrada; queremos recordad que en Ludiland vamos a celebrar con los peques el Día Mundial de la Creatividad durante todo esta semana. La Semana de la Creatividad estará repleta de actividades dedicadas a que los niños y niñas desarrollen su creatividad y su imaginación de la forma que más le gusta a un niño, divirtiéndose y jugando, porque el ocio no sólo son videojuegos, Disney Channel, ir al parque y comer golosinas. El ocio también puede ser educativo y a la larga puede contribuir de forma positiva en el desarrollo de las inteligencias de cada niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario