viernes, 25 de julio de 2014

LA ALIMENTACIÓN DE LOS NIÑOS EN VACACIONES

La alimentación es uno de los pilares fundamentales para las personas y que debemos cuidar durante todo el año. Pero sobre todo es muy importante para los más peques porque están en edad de adaptación, desarrollo y crecimiento, y todo lo que coman durante su infancia será esencial para su futuro. El verano es una de las épocas del año en el que más descuidamos nuestra alimentación. El calor y las altas temperaturas hacen que nuestra apetito sea menor además de las pocas ganas de meternos a cocinar y tiramos más de comidas rápidas como fritos, bocadillos de embutidos, cosas empanadas, muchos refrescos, helados y todas estas cosas que nos apetecen tanto en verano pero de las que no debemos abusar.


Durante esta época tanto los papás como los más peques modifican la rutina diaria alterando todos los horarios, hora de levantarse, hora de dormir, hora de comer, incluso una vida más sedentaria con poco ejercicio físico.
Si estás en casa, estas son algunas de las recomendaciones a seguir para mantener la nutrición de los niños en vacaciones lo más cerca a la rutina diaria.

  • Tener en casa fruta y verdura fresca, quesos, lácteos, galletas y algún que otro snack saludable.
  • Mantener los horarios de comida lo más estables posibles
  • Para una buena hidratación, tener agua natural, y zumos naturales y tratar de evitar las bebidas azucaradas y refrescos.
  • Compartir con los peques la preparación de los platos, de una forma divertida y creativa diferente a la que están acostumbrados.
  • Moderar el consumo de dulces, helados y golosinas siempre pero sobre todo cuando su actividad física es nula.
  • Realizar al menos cinco comidas al día
  • Conozca los gustos de sus hijos y trate de darles algún capricho de vez en cuando, siendo consciente de dejarle claro que hay que comer de todo.
  • Cuidado con las meriendas, deben ser una comida ligera y saludable y no deben quitar el apetito de los niños a la hora del almuerzo y la cena.Combinar, frutas, cereales y lácteos.
Por otro lado si las vacaciones con tus hijos son en la playa, de campamento o fuera del hogar. Estas son otras de las pautas a tener en cuenta:
  • Siempre llevar a mano refrigerios como agua fresca y bebidas saludables sin mucho azúcar, sobre todo si vamos a realizar actividad física intensa.
  • Asegurarnos de que el agua sea potable
  • Moderar el consumo de productos enlatados porque son de alto contenido en sodio
  • Si consumes alimentos en los chiringuitos de la playa, elegir aquellos en los lugares que brinden higiene y seguridad.
  • Entrar al mar 2 o 3 horas después de comer para digerir bien los alimentos. Falso mito de "corte de digestión" pero si es mejor pasar un tiempo para hacer mejor la digestión.
  • Si decides comer fuera, intentar ir a restaurantes y bares donde la comida y los platos sean variados y podáis comer de todo y tener opción a una comida más saludable. Evitar la asiduidad a los restaurantes de comida rápida de pizzas y hamburguesas. Aunque una vez puedes darle un capricho a tus hijos.

ESTAS SON ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA QUE LA ALIMENTACIÓN DE VUESTROS PEQUES NO SE VAYA DE VACACIONES EN VERANO.
Los papis debemos dar ejemplo a los hijos en todo, pero no hay que olvidar nunca la alimentación. Hay que inculcarles la comida sana y una nutrición saludable en la que hay que comer de todo sin abusar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario