viernes, 23 de marzo de 2018

NORMAS Y RUTINAS EN LA INFANCIA



Se acerca un período de vacaciones y es bueno que relajemos “un poco” las rutinas a las que sometemos a nuestros hijos, y claro, en consecuencia a toda la familia. Porque a veces a los que más nos cuesta cumplir esas normas es nosotros mismos, los padres y las madres. Poner normas en casa implica ser coherentes.

Por lo tanto, cuál serían los criterios para normas y rutinas saludables en la familia:

1-  Las normas serán sencillas y claras. Se las contaremos en su lenguaje y debemos asegurarnos que lo han entendido.  Hace referencia a conocer la norma o rutina.

2-      En muchos de los casos pueden ser pactadas con ellos. Ellos deben conocer el sentido de la norma. Por qué proponemos una cosa o la contraria. Hace referencia a conocer y compartir la norma o la rutina.

3-  Desde nuestro punto de vista de educación integral en Ludiland es bueno reforzar el cumplimiento de la rutina, destacando los beneficios que tiene para él o ella, más allá de la simple obediencia como actitud. Así mismo es importante también cumplir las reglas del juego si se ha violentado algún acuerdo. Esto siempre se hará acorde a la edad y maduración del hijo. En cualquier caso siempre animaremos a seguir intentándolo volviendo a remarcar los beneficios y resaltando los logros.  

Algunas rutinas básicas que te proponemos en casa serán:

Levantarnos: intentaremos transmitir optimismo desde primera hora: dar los buenos días, levantar la persiana…

Comer: es importante comer aproximadamente a la misma hora. Lavarse las manos, poner la mesa, incluso cantar… y al final…fuera babero… recoger la mesa, lavarse los dientes.  

Recoger: será bueno rutinas para recoger juguetes, dejar el abrigo, las zapatillas… al principio tendremos que hacerlo con ellos… pero luego los iremos dejando solos. Como en todo nuestro ejemplo será fundamental.

Irse a la cama: terminaremos los juegos antes de irnos a la cama. También hay cada vez más expertos que aconsejan la desconexión de aparatos electrónicos al menos 2 horas antes de acostarnos.  Bajar la persiana, ponernos el pijama, entrar en la cama,  leer o charlar un  poco, agarrar el peluche… esta cadena por ejemplo, le ayudará a disponer a su cerebro para el descanso.

Para terminar te recordamos que tener rutinas y normas son básicas para el equilibrio y la autopercepción de los niños y las niñas. La ausencia de límites y rutinas se asocia a poca tolerancia al fracaso y futura desorientación según los científicos.  Pero igual que te decimos esto, te animamos a que seas tú mismo/a y así lo reflejes en casa, esto es, aplica sentido crítico y análisis a las situaciones con el filtro de tus valores y prioridades. Tampoco unas normas o rutinas deben gobernar tu familia salvo en las líneas rojas que quieras transmitir a tus hijos.

El ambiente de libertad, expresión y creatividad que tanto nos gusta en Ludiland debe convivir con estos paradigmas. Si te fijas, las rutinas que hemos propuesto son muy fisiológicas, casi “de libro”. Hay otros temas más peliagudos que cada familia debe resolver, aunque siempre será bueno escuchar a los expertos: uso del teléfono, tiempo de tele, tipos de juegos, visitas de abuelos… lugares de juego en casa…


http://www.ludiland.eu/noticias/522/camento-semana-santa-2018

Algunos artículos que amplían información sobre normas y rutinas en la infancia son





Ya sabes que el personal de Ludiland es experto en estos asuntos. Con mucha frecuencia vemos a tus hijos jugar en libertad en nuestras actividades. Pregúntanos porque en muchas ocasiones te sorprenderá conocer cuál es el comportamiento espontáneo de tus hijos fuera de casa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario